Menade Verdejo Ecologico 2019


 “En Menade ya no somos verdes, somos naturales”

Richard Sanz de Bodegas Menade

Uno no puede por menos que impresionarse cuando entra en una bodega y descubre que están a punto de cumplir 200 años. Y aún más cuando conoce a la gente tan joven que lidera el proyecto, y sus firmes ideas sobre que otra Rueda es posible, aunque sea fuera de la D.O. Familia de los Sanz, sexta generación dedicada al vino, elaboradores de vinos en la zona de La Seca y Medina del Campo desde el S.XIX, saltan al vacío al elaborar vinos con uva verdejo, y verdeja, con la que elaboran su vino icónico La Misión, tal y como lo hacían sus antepasados, desde el máximo respeto al viñedo y la expresión natural del vino resultante. La bodega actual lanzó su primera añada en 2005 y cuenta en la actualidad con unas 200 hectáreas de viñedo propio. En la visita que hicimos con #DestinoVerdejo a Secala By Menade, nos mostraron ese ingenioso sistema de bosque móvil, formado entre otras por lavandas, salvias o distintos tipos de romeros, a los que se añaden rosas silvestres espliegos rojos, endrinos, saúcos y zarzas silvestres, y que sirven como un refuerzo de defensa natural frente a plagas e insectos. Una solución ecológica y muy ingeniosa, a muchos de los problemas de la viña, respetando la biodiversidad.

Tuve la fortuna de toparme con una retransmisión vía Instagram de una charla de Santiago Rivas @colectivodecantado con Richard Sanz de Bodegas Menade, enólogo de la bodega, durante el confinamiento. Entre copa y copa de vino, disfruté de un rato muy agradable e instructivo, conociendo mejor a uno de los artífices de este proyecto, junto con sus hermanos Marco Sanz, encargado de la viticultura y Alejandra Sanz, encargada de la parte de comunicación y exportación. Richard es un personaje singular -me recuerda mucho a Ricardo Peñalba de Torremilanos-, pero esa locura también genera seguridad, sabe lo que hace y como quiere hacerlo, más por instinto y experiencia que por reglado academicismo. Me gustó que se alejase un poco del concepto de vino natural “caiga quien caiga”, es decir, busca que sus vinos se puedan beber, más allá del purismo talibán y ortodoxo que a veces juega en contra del vino orgánico. Intervención, la menor posible, si se puede, ninguna, pero que eso no destruya el vino. Gran trabajo además de recuperación del sistema de criaderas y soleras, en su vino Adorado, que tuvo en Rueda un gran apogeo, y que parecía casi perdido, mezclando verdejo y palomino. A fe que por los vinos que he probado, lo consiguen de sobra.

Diseño de Carlos Mena

El Menade Verdejo Ecológico 2019 está elaborado por Bodegas Menade desde Rueda, aunque también tiene bodega en La Seca, y viene con la contra de Vino de la Tierra de Castilla y León. Su uva verdejo, procede de viñedos jóvenes de alrededor de 25 años, trabajados de forma natural orgánica, sin azufre ni cobre en viñedo. Además también se vendimia de manera especial, en tres fases: verde, diurna manual y nocturna mecanizada, con unos rendimientos entre 6000 y 8000 kilos por hectárea. Fermentación en acero, separando las parcelas, con una posterior clarificación con bentonita. Presenta un color amarillo acerado, muy pálido, con leves destellos verdosos y lagrima fina (13%). Intensidad media en nariz, verdejo muy franco, notas herbáceas, con un leve punto lácteo, hinojo. Buena entrada, amplio, llenando la boca, poderosa acidez, cuerpo alto para un verdejo al uso, mineral, regusto final marcado por el amargor y ese punto ácido delicioso. Muy buen verdejo, con un punto cachas, potente y elegante. Es un vino gluten free y apto para veganos. Muy recomendable. Me hice con él en una tienda ecológica burgalesa, donde creo que llevaba un tiempo, y viendo como me salió, me hice con las botellas que quedaban, así que os toca esperar.

R.

Únete a 1.168 seguidores más





Aranda de Duero Ciudad del Vino 2020

2 comentarios sobre “Menade Verdejo Ecologico 2019

  1. Rafa, siguiendo tú comentario, encontré una botella de Menade y además de estar, totalmente, de acuerdo con tus notas, quería decirte que es la primera vez, que un vino ecológico, me ha parecido que realmente, aportaba una diferenciación sobre la viticultura “estándar”. Creo que, nada más acercar la copa a la nariz, tiene un poder y un volumen que te hacen creer que lo de ecológico no solo es cuestión de etiqueta (que permite subir el precio por botella en unos euros), si no que hay vinos que transmiten esos cuidados al paladar de los aficionados .Mañana iré a comprar más botellas a primera hora.

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchisimas gracias por tu comentario Tomás, la verdad es que es un vino de RCP muy buena, y que permite algo que no siempre es facil,como es disfrutar de un verdejo. Y por supuesto, es de los ecológicos mas accesibles que he probado. Me alegro que te haya gustado como a mí, un saludo!

      Rafa.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .