Gotas de Rocío 2017


¿Qué hay en dos amigos cuando después de todo
Parecen perdidos y prefieren a otros?
¿Qué dan lerdas manos ignorando lo dado
Si antaño se estrecharon, ahora están engañados?

                                    La Herida (Héroes del Silencio, 1993)

Poco podía imaginar lo que aquel vermut, en tiempos de pandemia, podría depararme. Una mañana de sábado había quedado con una buena amiga, a la que hacía mucho que no veía, por las causas ya imaginables. Era la primera jornada que hacía sol en mucho tiempo en Burgos. Tras ver más de un bar cerrado, acabamos en la terraza del Restaurante Abadengo, frente a los pétreos muros de piedra del Monasterio de las Huelgas de Burgos. Mientras charlábamos de lo humano y lo divino, el sol iba poco a poco calentando mi cara, al mismo ritmo que caían copas de este Arlanza que hoy os traigo, acompañadas de ligeros piscolabis. En una de esas veces que me aventuré a la barra, pregunté al camarero por el vino, y tuvo a bien, viendo que algo entendía de la zona, a regalarme esta botella para que lo probara.

De aquella jornada me quedan muy buenos recuerdos, pero también la herida de ver como una buena amistad entre dos grandes amigos se estaba viniendo abajo. Han pasado unas semanas, y las cosas no han vuelto a su cauce, y uno se siente fatal porque no sabe muy bien qué hacer, cómo ayudar, ya que está entre esos dos buenos amigos, sabiendo positivamente lo mucho que se aprecian, pero a la vez, la testarudez y la ofuscación, dominan sus mentes. Cuando abrí el vino en mi casa, tiempo después, todos los recuerdos se me agolpaban, como clientas en rebajas, y cierta oscura sensación se adueña de mi ánimo, mientras esto escribo. Me encantaría poder volver a juntarles, a la sombra de este vino, y olvidar con ellos esta sinrazón. Que los dioses me sean propicios.

El Gotas de Rocío 2017 está elaborado por la Bodega Gotas de Rocío, con sede en Quintanilla del Agua, y perteneciente a la D.O. Arlanza. Es la primera vez que me encuentro con esta bodega, aunque sí había visto su publicidad por la ciudad. Es una pequeña bodega con apenas 3 hectáreas de viñedo de tempranillo en el municipio de Quintanilla del Agua, y un poco de la zona de Revilla Cabriada (Lerma), con una producción de 15000 botellas aproximadamente. La bodega se encuentra dentro de la casa rural El Perfume del Almendro, un buen campo base para conocer el Arlanza. La enología corre a cargo de Raúl Tamayo, con gran experiencia en la zona, y que pronto volverá a salir en el blog.

La uva tuvo un despalillado manual, y tras pasar tres meses en depósito, el vino tuvo una posterior una crianza en barrica de roble francesa de 15 meses. El vino presenta un color cereza picota de capa alta, ribete grana, lágrima densa y persistente para un voltaje de 13 grados. Discreta nariz, notas de bosque, fruta roja muy madura, quizás algo de sobre maduración. Buena entrada, amable, cuerpo medio, la barrica se marca un poco aún, acidez equilibrada, taninos marcados, con un final amable y levemente secante. Un vino muy correcto, franco, sin florituras ni grandes pegas, que nos lleva sin duda a las riberas del río Arlanza.

R.

Únete a 1.496 seguidores más





Aranda de Duero Ciudad del Vino 2020

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .