De los sacrílegos y sus sacrilegios Parte XVII : Del corta y pega


It’s a thousand pages, give or take a few
I’ll be writing more in a week or two
I could make it longer if you like the style
I can change it ‘round
And I wanna be a paperback writer

Paperback Writer , The Beatles 1966


Corta y pega, esa combinación de teclas Ctrl+V Ctrl+C que cada día utilizamos, sin apenas percatarnos de ello. El corta y pega suele ser un recurso vital, pero a la vez un arma peligrosa que alivia la tensión creativa, y facilita mucho el trabajo al “autor” de una gastroweb.


Hace unos días publiqué un tweet en el que comentaba como había visto la misma nota de prensa en un par de publicaciones de webs relacionadas con el vino o la restauración, así de casualidad. Lo curioso es que al entrar en los enlaces, me sorprendió de manera nefasta ver que la entrada era la nota de prensa completa, sin cambiar una coma, sin un mínimo aporte de lo que algunos en sus webs, llaman pomposamente Redacción.


Ayer, tras un pequeño intercambio de caracteres, me puse a buscar en la red social referencias al mismo vino, y me quede perplejo, ya que la misma nota aparecía en blogs, webs especializadas, y algunos contenedores de publicidad de dudosa utilidad y ningún talento creativo.


Esta entrada que lees, roza ya la número 800 de las publicadas en el blog, y calculo que en el 5% al menos he utilizado notas de prensa, pero creo que siempre, de alguna manera, he tuneado y hecho mía la entrada, ya que me parecía, como poco, nada ético clavarla tal cual, sin siquiera mencionar la procedencia.


Recibimos todos los días notas de prensa, no hay nada malo en ello. Cuando un colega de vinos me dijo que la culpa era de las agencias de comunicación, pensé que ni mucho menos. El proceso es sencillo, una bodega busca promocionar un vino, y contrata los servicios de una agencia de comunicación, la cual elabora una nota de prensa, generalmente impecable y nunca firmada por el auténtico autor,que se envía masivamente a sus listas de distribución. Pienso que es a partir de ahí, cuando el proceso se envilece, en el momento que un colega bloguero o “autor” de una web, al ver el fino trabajo de la agencia, apaga Netflix, se quita la bata, abre el portátil y con un par de dedos, efectúa la combinación mágica de comandos y copia el texto completo, para luego, abriendo su web particular y calcando el titulo sin piedad, incorporar el “pega”, y a publicarlo como si fuese suyo, fruto de sus mientes. Seguramente sin remordimiento alguno. El autor da en llamarse.


Imagen de Martin Pyško en Pixabay


La nota de prensa en cuestión, el vino y la bodega por supuesto, tienen todo mi respeto, ya que no creo que tengan culpa de nada. Tampoco dirijo mi crítica a la agencia de comunicación, ya que al fin y al cabo, es el creador de la obra. Pero creo que algo hacemos mal en este mundo del vino si vemos tan alegremente que las notas de prensa se copien y peguen sin ningún aporte del autor de la web, solo para hacer aparatoso bulto. Nunca he publicado la nota de un vino que no he probado yo mismo.


Abajo dejo los enlaces que generaron esta entrada, todos publicados la última semana de febrero. Los he acortado para que no aparezca el nombre del vino ni el titulo de la nota de prensa. He parado en mi búsqueda con la decena, pero seguro que, si me pongo, logro encontrar el doble, sin olvidar a un influyente #winelover que borró la entrada de su web, encuanto vio mi tweet. Sé que lucho contra gigantes de largas manos y baja moral, pero es lo que pienso, lo que siento, mientras uno se rompe los cuernos para intentar agarrar con la mano, en alguna ocasión, las volátiles ideas de Platón y ser original, no un mero Paperback Writer.

R.


2 comentarios sobre “De los sacrílegos y sus sacrilegios Parte XVII : Del corta y pega

  1. Rafael,
    totalmente de acuerdo. A veces, buscando comentarios en diferentes blogs sobre un vino, me había dado cuenta de que, muchos de ellos, coincidían en los textos. Ahora, con tu explicación, se ve la forma de gestar los comentarios de muchos expertos.

    Le gusta a 1 persona

  2. Muchísimas gracias por pasarte por el blog Tomás, no me parece tan preocupante que haya opiniones parecidas al probar vinos, generalmente, cuando catas con más gente, suele haber más puntos en común que divergencias. El problema viene cuando se copia descaradamente la nota de prensa/cata de un vino, que al leerlo, uno sabe positivamente que no ha probado.
    Eso se llama engañar.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .