Ritus 2015


De alguna manera yo también vuelvo al cole con esta entrada. Las calles vuelven a atestarse de coches de camino a los colegios, institutos y universidades, y como ellos, yo también he cambiado de material escolar para escribir en el blog, al comienzo del nuevo curso.

El año empieza en septiembre, con las vendimias, nos guste o no.

Miro de reojo mi viejo Acer negro, en su vetusta funda, con doce años de fiel servicio, una batería casi ya inexistente y un Windows Vista que ya no me permitía actualizar el navegador. Así que, año nuevo, portátil nuevo, que espero me ayude a escribir un poco más rápido, ya que, con el anterior, a veces perdía la paciencia viendo ese reloj girar en medio de la pantalla, de una forma completamente burlona y cruel, haciendome perder varias entradas en falsos “guardados” que nunca pude volver a escribir. Con mi viejo ordenador he tirado de tecla diez años aquí, a ver si este Lenovo me iguala la cifra.

Empezamos muy fuerte, con este vino con mucho carácter de la Ribera del Duero burgalesa que fue puntuado con 91 puntos en la última Guía Peñín

Viñedo Lamalata

El Ritus 2015 está elaborado por Bodegas Balbás desde La Horra, y pertenece por tanto a la D.O. Ribera del Duero. En una entrada anterior visitamos las instalaciones de la bodega, y a ella me remito para ampliar más datos de los productores. Este Ritus es un coupage de uvas tempranillo (75%) y merlot, procedentes del viñedo Lamalata, muy cerca de Sotillo de la Ribera, en un pedregoso páramo a 940m de altura, pasando tras la fermentación 18 meses en barrica de roble francés, más un año en botella antes de salir al mercado. En fase visual el vino tiene una potente presencia, color rojo picota de capa media alta, con una lagrima densa y persistente para sus 15 voltios. En nariz se marca fruta roja y negra madura, sin faltar un toque de sobre maduración delicioso, con la madera presente pero sin perder poder frutal, vainillas, toque fresco, ya en bodega lo describimos como un vino de corte moderno, lejano al típico crianza, y por tanto también para un publico diferente. En boca el vino tiene un cuerpo medio, sedoso, buena entrada, taninos muy pulidos y trabajados, acidez ajustada, meloso, nada pesado, con una persistencia media y un final marcadamente dulzón, recuerdos a tinta china, un vino para osados que busquen otro punto de vista sobre la Ribera del Duero. Recomendable abrir con media hora antes de probarlo, le viene bien la aireación. La otra botella que guardo verá el 2020.

R. 

Consigamos que el Vino sea declarado Bebida Nacional FIRMA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .