Visita a Bodegas Balbás


Cuando uno escucha la historia sobre el origen de esta bodega familiar, allá en 1777, de la mano de Abundio Balbás , uno se sitúa en ese espacio temporal en su mente. Al tiempo que Abundio empezó a elaborar vinos en La Horra, aún no se había producido la Revolución Francesa, y los Estados Unidos de América tenían un año de edad. Hoy la nave es capitaneada por el tataranieto de Abundio, Juan José Balbás , y el futuro también parece garantizado. Bodegas Balbás es además de una de las bodegas pioneras de la D.O.Ribera del Duero, cuando aún sus cimientos estaban asentándose y todo el camino estaba por recorrer, siendo Juan José, uno de los primeros presidentes del Consejo Regulador.

La bodega cuenta en la actualidad con algo más de 100 hectáreas de viñedos propios, según creo recordar, 39 parcelas diferentes, esparcidas entre los municipios de La Horra, Olmedillo de Roa, Terradillos de Esgueva , siendo como no, la uva tempranillo la predominante y hegemónica, aunque también trabajan con cabernet y merlot – también anuncian que elaborarán blancos con uva albillo- . La visita en esta agradable mañana de julio comenzó como debe, con la visita a uno de los viñedos , Lamalata , entre Sotillo de la Ribera y Terradillos , de la mano del enólogo de la bodega, Pedro de la Fuente . Piedra caliza en el terreno y tres impresionantes cipreses, cuales orgullosos titanes, que daban a sus vides cierto punto
místico , que unido a su altura, 940 m, le hacen un viñedo muy singular, y del que sale el vino Ritus , un vino de moderno corte en el que la merlot se une a la tempranillo de altura. Ese altozano permitía ver las sierras palentinas, la de la Demanda y la Sierra de
Madrid.

Tras la visita a otro viñedo en La Horra, pudimos recorrer con calma las instalaciones de la Bodega Balbás, desde su salas de fermentación hasta su sala de barricas, con todo lujo de detalles. El aroma de la madera y del vino embotellado, es un reclamo para no demorar mucho más tiempo, la cata de los vinos.

Viñedo Lamalata

Probamos tres vinos con adecuado detenimiento, antes de caer en el lado lascivo. El primer vino fue el Balbás Crianza 2016 , un coupage 90% tempranillo 10% cabernet sauvignon, con una crianza en barrica francesa de 18 meses; un vino serio, un corte de Ribera clásico con muy buen trabajo de barrica, que no oculta lo fundamental del vino, con cuerpo y en un buen momento de consumo. Seguidamente la copa tiñó a color cereza con el Ritus 2015 , procedente del viñedo
Lamalata antes citado, con un coupage de 75% tempranillo y 25% merlot , y una crianza en barrica de 18 meses también. Vino de corte moderno, untuoso y cremoso, poderoso y a la vez bastante asequible, un tinto muy interesante que abrió, con el anterior, un cerrado debate que acabó en merecidas tablas. De este vino y el anterior me hice con botellas, por lo que aparecerán en el futuro en la web.

El tercer vino fue el Balbás Reserva 2014 , coupage de tempranillo y cabernet sauvignon, con una crianza de 24 meses en barrica francesa; el vino estaba exultante, con la presencia de un vino mucho más joven, redondeado, de cuerpo medio y muy buena persistencia, una prueba más del buen hacer y del maravilloso efecto añada en los vinos ribereños.

Copa en mano, cambiamos de estancia, donde nos esperaba una dulce sorpresa, en la sugerente forma del Le Bijou Rose 2018 , un rosado fermentado en barrica, monovarietal de tempranillo y que dejó a un servidor boquiabierto, por su calidad, frescura y elegancia. Había oído hablar de él, pero la verdad es que es un vino que requiere silencio, y si es posible, malas compañías. No es un vino especialmente asequible pero si es muy cautivador.

La posterior tertulia , regada con vino , siempre suele ser libre y locuaz,  siendo además interesante conocer la opinión de los que viven cada día dentro de este mundo del vino. Sus impresiones y puntos de vista nos ayudan a conocer un poco más sus secretos , y también ayudan a desaprender un poco los tópicos que todos cargamos en las espaldas.

Dar las gracias a Juan José Balbás por su tiempo y dedicación a este pequeño grupo de enochalados, gracias a Pedro de la Fuente , Iker Andrés Arroyo y al equipo de la bodega por su amabilidad.

Y por supuesto, a los mosqueteros que me acompañaron en el viaje, David Manso @dmanso73 , Carmelo Aunión @HitCooking y David Vázquez @destinocyl , ¡¡gracias!!.

R.

Consigamos que el Vino sea declarado Bebida Nacional FIRMA
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.