12 Linajes Crianza 2015



Yacimiento Romano de Numancia

Entre los cientos de felicitaciones navideñas que colapsan nuestro wassap y nuestros emails, hubo  una que me hizo tirar del hilo de una vieja leyenda, que como todas, algo tiene de cierto. Mi amiga Carmen Gutiérrez tuvo a bien mandarme una felicitación navideña, en la que se comentaba como los romanos habían cambiado la fecha del primer mes del año a enero, para poder tomar las posiciones celtíberas de Numancia y Segeda (cerca de Calatayud) . Esa misma cara puse yo, e intenté informarme un poco mas.  

Aunque las teorías son variadas, y uno personalmente piensa que lo mas lógico es hacer coincidir el fin de año con el solsticio de invierno, lo que sí parece claro es que fue Quinto Fulvio Nobilior, Cónsul de la República, quien , para poder acometer la conquista de ambos enclaves ibéricos , necesitaba adelantar , de los idus de marzo a las calendas de enero,  la elección de cónsules para poder preparar , con más tiempo sus planes militares, a lo cual el Senado Romano accede en el 153 A.C. La fama de aguerridos luchadores de aragoneses y castellanos viene ya de muy antiguo, como bien conocieron los romanos o los napoleónicos.

Más allá de si hablamos de una certeza histórica, o de una bonita leyenda celtíbera, me parece una de las mejores maneras de desearos a todos un feliz año 2019, y presentaros este vino soriano/numantino que sin duda hubiese encantado a los conquistadores romanos. 

El 12 Linajes Crianza 2015 está elaborado por Bodegas y Viñedos Gormaz del Grupo Hispanobodegas , dentro de la D.O. Ribera del Duero . Está elaborado con tempranillo procendente de viñedos de alrededor de 80 años, a una altura entre 845 y 960 metros de altura; tiene una crianza de 14 meses en barrica francesa y americana. Presenta un color rojo cereza picota de capa muy alta, ribete entre violáceo y grana, lagrima densa y persistente para un grado alcohólico del 14,5%, apariencia regia de vino ribereño.

Intensidad media en nariz, fruta roja y negra madura, cremoso, lácteos, vainillas, amable y frutal; amable entrada, algo glicérico, fruta roja madura, cuerpo medio, no tan potente como la apariencia nos indicaría, madera presente, notas de cacao tostado, goloso, con un regusto final marcado por notas especiadas, buena largura.

Un vino amable y con bastante empaque, marcadamente dominado por la fruta, acidez justa ya, muy buena opción para recordar a los riberas clásicos, en tiempos en los que se busca, igual de mas, reducir su carácter, afeitando sus cuernos.

R. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.