D.O. Ribera del Duero/Peñafiel/Vino de Mesa

Madreselvas en Flor Rosado 2016


 Hoy que la vida
me ha castigado
y me ha enseñado
su credo amargo,
vieja pared,
con emoción
me acerco a vos
y te digo como ayer…

Osado resulta mantenerse firme mientras uno escucha la versión de Carlos Gardel de este tango Madreselva, de 1931 , que inspiró el  nombre de este rosado , y que os animo a escuchar mientras esto leáis ; de alguna manera, al escuchar sus versos, todos volvemos a viajar a ese nebuloso pasado de nuestra niñez, donde a veces los sueños se convierten en recuerdos, y no es fácil distinguir la fantasía de lo cierto y real . Todos tenemos nuestra particular Madreselva, ese lugar en el que todos seremos eternamente niños .

Madreselvas en flor
que trepándose van,
es tu abrazo tenaz
y dulzón como aquel…

El Madreselvas en Flor Rosado 2016 está elaborado por Bodegas Themera desde Peñafiel, y aunque la bodega pertenece a la D.O.Ribera del Duero, este vino sale al mercado como vino de mesa ; para obtener ese rosado se utiliza tempranillo de la zona de Peñafiel, (*) mediante sangrado de los depósitos con la uva procedente de las parcelas más frescas. Cada año maceramos las horas justas que nos permiten extraer la combinación ideal entre color, aromas y acidez. En la añada 2016 maceramos durante 7-8 horas. Una vez obtenido el mosto lo dejamos en reposo 24 horas, a baja temperatura, para que se produzca una decantación natural. Luego, trasegamos el mosto, muy limpio ya, para que fermente en depósitos de pequeña capacidad (1.000 y 2.000 litros) de forma muy lenta y a muy baja temperatura. Así, con una fermentación que se prolonga durante casi 21 días se mantiene con toda intensidad el potencial aromático del vino” . En fase visual el vino presenta un color rosa asalmonado, brillante, capa media y algún destello rubí , muy en la nueva ola de rosados con menos extracción y tonos algo mas pálidos ; buena intensidad frutal, fresa muy marcada, presencia de notas florales, leve punto lácteo ; amable entrada, notas dulzones bajo una capa muy suave, tremendamente amable y con el alcohol ( 13%) apenas presente, cuerpo medio y con una discreta persistencia. Buen punto dulce sin llegar a empalagar como suele ser la norma de los rosados con demasiada potencia. Cumple muy bien su función,  muy correcto, un buen vino para iniciarse e interesante opción para esta primavera cálida que nos espera.

Si todos los años
tus flores renacen,
¿por qué ya no vuelve
mi primer amor?.

R.

(*) Explicaciones del propio enólogo Jorge González Granado

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s