Eventos/Totum Revolutum

Fernando Mayoral Mejor Sumiller de CyL


Poco conoceré a Fernando Mayoral si a estas horas, mientras esto escribo, no anda aún apurando champagne , tras conseguir el gran reto de ganar el Título de Mejor Sumiller de Castilla y León de este año 2017 ; tras esa figura desgarbada y esa mirada soñadora, se esconde un gran profesional y un amante del vino , casi a nivel lascivo ya, y sobre todo un buen amigo. Hace ya lustros que le conozco, que tengo la suerte de acompañarle en algunas catas y viajes , y poder ver la evolución en su propia persona , y en varios de los miembros de la Asociación de Sumilleres de Burgos , me llena de una extraña sensación entre la admiración y la envidia . Su premio se une al recientemente alcanzado por Diego González de Cobo Vintage como subcampeón de la Nariz de Oro , demostrando el enorme potencial que existe en la provincia a nivel de sumilleres , y no siempre justamente reconocido en este certamen autonómico . Una profesión tan desconocida a veces como poco valorada por el público y por otros profesionales de la gastronomía.

Hoy la prensa loa su gloria, las felicitaciones colapsarán su maltrecho movil, pero es mucho mas difícil ser consciente del trabajo que ese resultado conlleva, de las semanas empollando como un mísero opositor , catando a solas o en compañía de otros , buscando ese objetivo tan brillante como efímero.

Fernando es un gran tipo. Los que le conocemos de primera mano somos testigos de su generosidad, de como siempre está dispuesto a echar una mano y ofrecer sus medios a compañeros y devotos de Dionisos . Su conversación siempre es un viaje; a veces se le nota casi levitar mientras me cuenta sus andanzas , y lo que ha probado entre pausa y pausa en el camino ; su casa es un homenaje bohemio, un desorden coordinado de libros y discos , y generalmente copas vacías ; su blog Terroaristas es un reducto del viejo bloguero, que escribe cuando quiere y de lo que quiere, pero desde el punto de vista de quien cata mucho más de lo que yo nunca podré ni sabré.

Y lo mejor es saber que, cuando los vientos de la gloria cesen, y vuelva a su restaurante familiar a la sombra de la Catedral, seguirá siendo el mismo, con su aire de Lou Reed , siempre con su chupa negra , su cara despistada, y su mente en vete a saber qué , mientras prepara la próxima cata, la próxima aventura.

Enhorabuena Fernando.

R.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s