Visita a Bodegas Ismael Arroyo


No muy lejos de donde todo empezó, en esa bodega excavada en la roca, bajo el nombre de Bodega Ateneo, se encuentra la Bodega Ismael Arroyo, en Sotillo de la Ribera, lugar que sería nuestro destino aquella mañana festiva de Mayo; nuestro grupo era numeroso, y a él se le unió otro grupo de enochalados franceses amantes del vino, que llevaban varios días recorriendo la Ribera, de bodega en bodega, de mesón en mesón; miraba sus ojos, tan abiertos como los míos cuando me hallo por sus tierras, disfrutando de esta pasión; a todos nos gusta esa sensación de poder enseñarle a alguien un sitio que no conoce, sabiendo a ciencia cierta, que le va a encantar , como al niño que espera ansioso al amanecer del día de Reyes.

Una vez abierta la bodega subterránea, el sol va quedando atrás, la temperatura baja y la humedad se hace mas presente, mientras recorremos los calados, algunos del Siglo XVI, bajo la ladera; inconscientemente, mi mano busca en la mochila el hilo de Ariadna , cual Teseo buscando la salida del laberinto del Minotauro , como si aquellas galerías no tuviesen fin; duermen auténticos tesoros en los recovecos, como oscuras botellas sin etiquetar, de reservas de Valsotillo , de las añadas míticas como 2004 o 2009 , confirmando que aún, su tiempo no ha pasado; mis acompañantes y amigos, se ven atrapados por esa fascinación, por aquellos viejos aperos que a modo de comedor, servían para tomar el vino en los días cálidos, bajo la débil luz del candil; la bodega mantiene dos líneas de vinos, con su vino joven Mesoneros de Castilla , y los crianzas y reservas bajo el nombre de Valsotillo , siendo su vino top el Valsotillo VS ; en la visita pudimos probar uno de sus crianzas , del que hablaremos mas adelante en el blog cuando abra la botella que me traje , y el Valsotillo Reserva 2004 , que nos dejó a todos boquiabiertos por su elegancia y longevidad, sin apenas marca de sus 12 años ya de vida ; en mi retina la imagen de esos franceses, agarrados a las sillas de madera, disfrutando del vino y de alguna vianda local, como si no quisiesen salir hacía su nuevo destino;  puede que ya haya pasado media docena de veces por allí, y las que me quedarán, pero siempre uno encuentra en esta bodega familiar una definición de lo que realmente es la Ribera del Duero.

Agradecer a la familia Arroyo su hospitalidad y buen hacer en la bodega , además de a todos los miembros de la tripulación de mi Argos particular, que me acompañaron en esta jornada ribereña , ojalá la primera de muchas.

R.

Burgos Ciudad Gastronomica
Burgos Ciudad Gastronómica

2 comentarios sobre “Visita a Bodegas Ismael Arroyo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.