Pradorey Verdejo 2011


Con septiembre se inicia un nuevo curso , y con mis 37 años recién cumplidos, me enfrento a retos inexplorados ante un futuro que cuanto menos , es amenazador ;  sin duda en estos momentos, uno busca lo transcendente, aunque no siempre en la que se denomina comúnmente vía correcta , y me agarro a mi divinidad preferida , la que cuelga cada día de mi cuello, mi querida diosa Atenea ;  no negaré que me encomiendo a ella en muchas ocasiones,   la doy gracias cuando la suerte y las musas me acompañan, y busco su perdón cuando ellas me son esquivas y crueles .

Una fiel seguidora del blog tuvo a bien mandarme esta foto desde  Viena , ya que sabía que me iba a gustar mucho esta visión de Klimt sobre Atenea, esta diosa guerrera, retorcida y pelín vengativa a veces (según los trágicos) que me hizo perder la condición de ateo irredento , hace ya unas cuantas lunas .  Nunca dejo de brindar por ella,  si el vino es bueno . Hace poco vi en un documental que Viena es la única gran capital europea donde hay viñedos en la propia ciudad ; espero cumplir un día el deseo de visitarla , ya que el propio Danubio no es ya un desconocido para mí,  desde mi estancia en Regensburg ;  muchas gracias por descubrirme esta nueva visión de la mítica diosa, y por seguirnos desde tan lejos, no dudo que debes manejar tan bien la afilada lanza como la dorada égida.

Palas Atenea, de Gustav Klimt, 1898, óleo sobre lienzo, Museo Histórico de la ciudad de Viena
Atenea en el Kunsthistorisches Museum de Viena, Klimt, 1890

El Pradorey Verdejo 2011 esta elaborado con 100% uva verdejo, procedente de la localidad de Rueda, donde se encuentra la misma bodega Pradorey ; presenta un color dorado, brillante y atractivo , lágrima densa y persistente,  en nariz recuerdos herbáceos, fresco, flores blancas, nada glicérico, en boca muy afinada su acidez, con un buen cuerpo, mas intenso que otros verdejos que he probado, y con regusto cítrico muy suave y agradable. Su punto fuerte , además de ser bastante fácil de conseguir por tierras castellanas , quizás sea un punto más de persistencia que un verdejo al uso, a causa de haber permanecido tres meses de crianza sobre sus lías, una vez fermentado, dándole ese interesante punto de potencia.  Interesante.

R.

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Sí no es nada glicérico como su lágrima y tan densa y persistente? Ese punto de potencia es mucho o poco ya que me parece que te gustan los vinos bien definidos y potentes

    Me gusta

  2. Rafa dice:

    Aunque a la vista pueda parecer que tiene un punto glicerico por la lágrima, luego en nariz no se nota nada; ciertamente me gustan los vinos potentes, los que dejan recuerdo y marca; los ligeros pueden a veces estar mejor hechos, pero me suelen dejar a medias, y eso no es bueno. A veces uno se acaba la botella de un vino muy ligero, y solo piensa en abrir otro distinto, pero eso es cuestión de gustos.
    Gracias Zaulo por la aportación.
    R.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.