RIBERA Bodega Arzuaga Navarro/Totum Revolutum

Luna de Miel – Venecia


Esta es una entrada que debía haber escrito hace ya unas semanas, ya que siempre es mejor escribir en caliente, pero he dejado reposar un poco el tiempo, para que todo se acople mejor , y ahora que gozamos del  calor y estoy de vacaciones, me gustaría compartir con vosotros los detalles enológicos de mi luna de miel, desde Venecia hasta el crucero que me llevó por el Adriático y el Egeo.

Me casé el 18 de junio en la Bodegas Arzuaga, cerca de Quintanilla de Onesimo, solo puedo decir que todo salió perfecto y nuestras expectativas colmadas, un maravilloso lugar para poder casarte entre barricas y viñas, comer como un autentico Rey y disfrutar de la compañía de tus mejores amigos; de los vinos de la cena no me extenderé mas ya que tuvieron su propias entradas en el blog  unos meses atrás, y me ratificó que es el Arzuaga que más me ha gustado. Perfecto.

Nuestro viaje empezó en Venecia, ciudad autenticamente maravillosa, donde lo mejor es perderse sin remisión;  pasear por esas estrechas callejuelas con el único destino del gran canal es algo que hay que hacer al menos una vez en la vida;  en cada rincón se puede oler el marisco cocinándose, así como el inevitable aroma de las pizzas recién hechas; nuestra primera cena allí fue en un pequeño restaurante muy cercano al Puente de Rialto; la cena no fue lo mejor del mundo, pero si fue mejor que el vino, del que os adjunto una foto por si lo veis, arrestadle , un chianti llamado Castelgreve, del que deje media botella, teniendo en cuenta que mi mujer apenas bebe, y de ese pecado no seré sospechoso yo, haceros una idea, y no me salió nada barato, pero es Venecia…

La noche antes de embarcar en el crucero fuimos en busca de comida mas tradicional veneciana, y le habías echado el ojo a un sitio en las traseras del Teatro La Fenice, llamado La Taverna de la Fenice;  sitio muy bonito aunque con un servicio mas que pedante y estirado, pero fue una buena cena, acompañada de un gewürztraminer llamado Schreckbichl Colterenzio 2009, de la DOC Sütirol Alto Adige, de origen italiano, muy rico, con buen equilibrio de acidez y dulzor, y que no duró demasiado en la cubitera  . Disfrute de él.

En Venecia, y en mi anterior viaje por Italia, pude comprobar el cariño y la pasión de los italianos con respecto al vino; a cada paso podías encontrar vinotecas amplias, llenas de botellas de toda Italia y del mundo, se veía a la gente beber sus vinos en las terrazas de la calle y los restaurantes también incluían en sus escaparates los vinos como reclamo para el visitante. Debido a que viajaba en un barco yankee y no sabes que les parecerá que suba mucho vino, no pude aprovisionarme de alguno, pero bueno, es una razón más para volver a Italia.

R.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s