Maridaje de Jamón Carrasco en Alma Vinos Unicos


Hoy el día nacía con algo de nieve en Burgos, quizás los juguetones dioses hubiesen decidido ponerme trabas en mi camino,ya que dos citas se marcaban en mi agenda. Un email de Paco Berciano me invitaba a un maridaje de jamón ibérico y vinos en esta fría tarde, y no pude negarme a la tentación, cual hombre débil que soy;  Céfiro alentaba la ventisca pero no pudo detenerme ; compartí mesa con hosteleros burgaleses y aficionados a este pecado venial;  el Jamón Ibérico era de Carrasco, del noble pueblo salmantino de Guijuelo, y D.Francisco Carrasco nos fue corte a corte de jamón, aumentando nuestro conocimiento y devoción por el cochino animal, un lujo su palabra, y extraordinario su jamón. Aprendí mas en estas dos horas que en el resto de mi existencia sobre el ibérico paquidermo.

Cada corte de jamón, cortado con la precisión de un sabio cirujano, se presentaba en la mesa junto a una serie de vinos , primero tres blancos, luego tres tintos, para poder determinar el grado de complicidad de ambas formas de vida. Los blancos fueron un Champagne de André Clouet, un Mosel  de nombre Reichsgraf Von Kesselstatt ( Scharzhofberger Riesling Kabinett 2005) y un Arbois llamado Tissot Savagnin del Domaine André et Mireille Tissot ; para mi gusto muy personal, el vino Reichsgraf alemán me pareció el mejor, y sin duda el que mas intensidad otorgaba al jamón, siendo mi favorito, un vino que espero degustar pronto otra vez, y tambien he de mencionar el Arbois, con unas notas que recordaban mucho a los vinos del sur de España, siendo una sorpresa agradable para todos descubrir esa raíz en un vino francés, muy curioso.

Tras los blancos, los tintos se iniciaron con un Borgoña llamado Domaine Michel Morey-Coffinet de la zona de Chassagne-Montrachet, un vino Pegaso Barrancos de Pizarra 2006 procedente de Cebreros, Avila, y un reserva 2005 de Pesquera ;  de estos vinos he de comentar mi bautismo de fuego con la Petit Noir del Borgoña, al principio un poco dura para mi boca, pero una vez me fui abriendo a ella ,  fascinante; el Pegaso es un vino 100% garnacha de las Bodega Viñas Viejas de Cebreros , muy muy suave, sobre todo para este mortal acostumbrado a la garnacha aragonesa, mucho mas abrupta, y del Pesquera, que puedo decir, color negro y profundo en el viven los sueños, quizás le hubiese dejado mucho mas tiempo en copa, dejando que se despertase como su edad merece.

Quiero dar las gracias a Paco Berciano, a Almavinosunicos y a todos los que allí compartieron tan buen rato conmigo , con este bloguero burgalés; un saludo a todos.

R.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. PacoBerciano dice:

    Gracias a ti por venir. La verdad es que la armonía entre el Kabinett y el jamón fue fantástica. El suave dulzor del vino se mezclaba muy bien con el dulzor del jamón y la acidez le aportaba frescura.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.